lunes, 14 de noviembre de 2011

Un secuestro que unió a los grandeligas

Miami.- La semana pasada las noticias del mundo del deporte en los Estados Unidos estaban concentradas en el escándalo de abuso sexual dentro del programa de fútbol americano de la Universidad Estadal de Pennsylvania.

Sin embargo, la atención del béisbol organizado de Norteamérica se dirigía al estado Carabobo, donde desde el miércoles había sido secuestrado el receptor de los Nacionales de Washington y los Tigres de Aragua, Wilson Ramos.



Las alarmas se activaron y los principales medios de comunicación de los Estados Unidos empezaron a hacerse eco de las escasas informaciones que se producían en el entorno de la familia Ramos, a la espera de que los plagiarios hicieran contacto y dieran fe de vida del careta. En el canal de televisión por suscripción de la Major League Baseball se dio el “extra”, así como constantes actualizaciones sobre el rapto de Ramos basados en los cables de las agencias de noticias que se abalanzaron a seguir el caso.

En Washington, sus compañeros de equipo hacían pública su preocupación a través de las redes sociales. Los lanzadores Collin Ballester, Drew Storen y Tyler Clippard, así como el criollo Francisco Cervelli, entre otros, enviaron mensajes de apoyo a Ramos, su familia y a quienes estaban en la búsqueda del receptor. Sus rivales en el diamante también enviaron apoyo moral a la familia Ramos, como fueron Hunter Pence, Jeremy Guthrie y un conocido de las Águilas del Zulia, Shane Victorino, entre otros. Incluso el alero del Oklahoma Thunder, Kevin Durant  puso a Ramos en sus oraciones.


Llegó el viernes. En Miami, los Marlins se aprestaban a anunciar su nuevo emblema y uniforme, faltando apenas minutos para culminar el evento en el nuevo parque de los peces, empezaron los rumores y comentarios entre los periodistas sobre la presunta aparición del nativo de Valencia. Información que fue confirmada a los minutos por los propios jugadores de los Marlins a quienes ya les habían dado la noticia.

El campocorto Hanley Ramírez mostró su satisfacción por la liberación de Ramos y recordó que el hampa desbordada en algunas naciones de América Latina muchas veces no tiene predilección, al indicar que “gracias a Dios lo soltaron, estábamos hablando nosotros de eso hace rato y esa tragedia es algo que le puede pasar a cualquiera”.

Para la mayoría de los venezolanos, en primer plano estaba la alegría por la libertad del grandeliga de Washington, pero luego de conocerse la noticia otra preocupación vino a la mente de muchos, pues es  conocida la migración de las academias de los equipos de grandes ligas desde Venezuela hacia República Dominicana, precisamente ahuyentadas por el tema de la “inseguridad personal y jurídica que se percibe en el país” tal y como nos señaló tiempo atrás –bajo condición de anonimato- un representante de las organizaciones de Grandes Ligas. Otros llegaron a pensar en la recomendación de los equipos de MLB a sus jugadores de que se abstuviesen de ir a Venezuela.



Este no fue el caso, al menos, de los Marlins de Miami, pues según indicó el camarero venezolano Omar Infante: “El equipo no nos puede prohibir que vayamos para allá, ya que ese es nuestro país, solo nos dicen que nos cuidemos, que no vayamos a sitios que no debemos y eso es lo que hacemos, cuidarnos y cuidar a la familia”.

Infante agregó que todos los jugadores venezolanos e incluso los estadounidenses estaban afectados por el secuestro de Ramos. “Es algo muy preocupante para la familia, pero afortunadamente ya apareció… A mí me afectó mucho la noticia de Wilson, porque eso da temor y me preocupo por ello, yo voy pronto a Venezuela y es muy doloroso saber que esas cosas pasan… Ya la familia de Yorvit (Torrealba), de Ugueth (Urbina) han vivido esto, es algo lamentable, ojalá y eso no vuelva a pasar y que Dios nos proteja”, indicó el anzoatiguense.

El serpentinero Aníbal Sánchez tenía planeado viajar a Venezuela en esta semana, pero decidió posponer el viaje debido a la noticia del secuestro de Wilson Ramos. El derecho lamentó que “la situación en Venezuela con la inseguridad está muy descontrolada, solo le doy gracias a Dios porque haya aparecido Wilson, es un gran amigo”. Asimismo, aprovechó la oportunidad para enviar un mensaje a todos los venezolanos: “Sigamos apoyando a nuestro país, tenemos un país hermoso, brillante, excelente, con mucho talento, no se rindan… Y a quienes cometen este tipo de delitos les digo que se miren en un espejo,  si fuesen ellos a quienes les secuestran a alguien conocido o les matan algún familiar… Yo perdí un hijo y es algo que duele y no creo que ninguna madre o padre de esa gente les gustaría perderlos a ellos, la vida no depende de una persona, sólo de Dios”, enfatizó el lanzador.



Publicado el 14 de noviembre en El Universal

Marlins al mejor estilo de Miami

Miami.-  Los Marlins ya tienen nueva casa, nuevo ambiente, nuevos colores, nuevos uniformes, nuevo mánager, nuevo nombre y todo, absolutamente todo, se resume en una palabra: Miami.

Los Marlins de la Florida se llaman ahora los Marlins de Miami, con lo que se pone fin a 19 años de “esa primera etapa” de la franquicia, según indicaron algunos ejecutivos del conjunto.
El cambio de nombre había sido una de las exigencias de parte del condado de Miami-Dade para terminar de dar su visto bueno a la mudanza del equipo desde el Sun Life Stadium, ubicado en Miami Gardens, al norte de la ciudad, hasta la zona de la Pequeña Habana, en el corazón de Miami.
Dave Van Horne, la voz de los peces en las transmisiones radiales fue el encargado de dar la bienvenida al evento de presentación de los nuevos colores, con un difícil castellano, el narrador dijo “Buenas noches amigos” para dar inicio a la gala en la que posteriormente se presentó en la pantalla gigante del center-right un video en el cual se rememoraron las grandes hazañas en la historia del club, como fueron el primer pitcheo (un strike de Charlie Hough ante José Offerman de los Dodgers), el primer no hit no run en la historia de la franquicia a manos de Al Leiter, el de Aníbal Sánchez y por supuesto, los títulos mundiales de 1997 y 2003, entre otras cosas.
Luego, la versión digital de un pez espada multicolor recorrió los lugares más populares para el turismo de la ciudad: la playa de Miami Beach, Ocean Drive,  el puerto de Miami, Coral Gables, la Pequeña Habana, para cerrar con la primera aparición del nuevo logo del equipo del sur de la Florida.
El nuevo emblema de la franquicia es la letra “M” con un pez espada saltando sobre él en su lado izquierdo. Los nuevos colores dejan atrás el aguamarina, negro y gris que destacaron desde el nacimiento de la organización para pasar a “rojo - anaranjado de los atardeceres de Miami y de la industria del cítrico, el azul de nuestro cielo y del mar, el amarillo de los rayos de sol de Miami”, según explicó el propietario del equipo, Jeffrey Loria.  Un logo que se había filtrado a la prensa en la última semana de la temporada regular y que se asemeja en sus líneas al estilo Art Decó que caracteriza a Miami Beach, ícono de la vida nocturna de la ciudad.
                                              

En la ceremonia celebrada en el nuevo parque de los peces, Loria indicó que “el sueño de nuestros fanáticos finalmente se convierte en realidad, con la próxima apertura del nuevo parque… somos la puerta de las Américas, visitados por millones de personas cada año, conocidos por nuestra diversidad, playas, nuestra música, entre otras cosas, que reflejan nuestro estilo de vida… y si nuestro parque pudiera hablar sus primeras palabras serían ´Hola Miami´”.
De Milán y París a Miami
Los nuevos uniformes con que los Marlins saltarán al terreno a partir del 2012 fueron desfilados por las estrellas actuales del equipo. Hanley Ramírez fue el primero en aparecer y con las manos en alto y su sonrisa característica mostró el uniforme local, completamente blanco y gorra negra. Josh Johnson, Ricky Nolasco, Aníbal  y Gaby Sánchez lo siguieron con los diseños de visitante y alternativos. Logan Morrison y Emilio Bonifacio demostraron su chispa al hacer poner de pie a las damas presentes, para que Omar Infante y John Buck completaran la faena. Al final fue invitado a saltar de la tribuna a la “pasarela” una de las nuevas adquisiciones de los peces, el mánager Oswaldo Guillén, quien con su característica personalidad y al mejor estilo de Milán o Paris alzó las manos de sus compañeros para saludar a los casi 700 invitados especiales que no escatimaron en aplausos luego de la presentación.



El evento culminó con la aparición en tarima de dos íconos de la música del sur de la Florida: Emilio Estefan quien presentó al rey de los tres condados de la zona, Pitbull, quien prendió la fiesta al mejor estilo de Miami.




Ramírez mostró su satisfacción con los nuevos colores al indicar que “es algo propio de Miami, tú sabes que esta ciudad  es muy energética… que cuando llegas a ella no puedes dormir y estos colores te motivan”. Al preguntarle cuál era su favorito, habló del que él portaba, el de local, indicando que “nos quitamos el peso de las rayas…. A todos nos gustaron los uniformes, creo que mi favorito es el blanco, porque cuando lo ensucias se nota más y se ve que eres un joseador”.
El venezolano Omar Infante expresó su agrado con el nuevo logo y los nuevos colores recordando la filtración del diseño a la prensa e indicando que “estamos contentos de lucir estos uniformes… Estaban diciendo que eran feos, pero son bonitos, son diferentes”.


Por su parte, el lanzador Aníbal Sánchez se mostró confiado en que los anuncios del pasado viernes son el primer paso para una venidera temporada colmada de éxitos. “El 2012 va a ser un año que todo el mundo estaba esperando, tendremos nuevo estadio, tenemos nuevo uniforme, todo el mundo estaba a la expectativa de conocerlo, a mi me gustó, vamos a tener un uniforme colorido para una ciudad colorida como es Miami… El año que viene tendremos un nuevo estadio y con él un nuevo anillo. Sólo falta que llegue el spring training para salir con una sonrisa a ganar juegos”, aseguró.



Sólo falta por la inauguración oficial de “The coolest park ever”, que es el eslogan utilizado por la franquicia para referirse al nuevo estadio en un ingenioso juego de palabras pues “coolest” es usado con doble significado al referirse a un estadio “chévere” y a su vez más frío que el Sun Life Stadium conocido por el inclemente calor de la zona donde se ubica.


Publicado en El Universal el 14 de noviembre de 2011
http://www.eluniversal.com/deportes/beisbol/111114/miami-pletorico-de-color
Fotos cortesía de Jesús Aranguren

Marlins al mejor estilo de Miami

Miami.-  Los Marlins ya tienen nueva casa, nuevo ambiente, nuevos colores, nuevos uniformes, nuevo mánager, nuevo nombre y todo, absolutamente todo, se resume en una palabra: Miami.
Desde el pasado 11 de noviembre, los Marlins de la Florida se llaman ahora los Marlins de Miami, con lo que se pone fin a 19 años de “esa primera etapa” de la franquicia, según indicaron algunos ejecutivos del conjunto.
El cambio de nombre había sido una de las exigencias de parte del condado de Miami-Dade para terminar de dar su visto bueno a la mudanza del equipo desde el Sun Life Stadium, ubicado en Miami Gardens, al norte de la ciudad, hasta la zona de la Pequeña Habana, en el corazón de Miami.
 
Dave Van Horne, la voz de los peces en las transmisiones radiales fue el encargado de dar la bienvenida al evento de presentación de los nuevos colores, con un difícil castellano, el narrador dijo “Buenas noches amigos” para dar inicio a la gala en la que posteriormente se presentó en la pantalla gigante del center-right un video en el cual se rememoraron las grandes hazañas en la historia del club, como fueron el primer pitcheo (un strike de Charlie Hough ante José Offerman de los Dodgers), el primer no hit no run en la historia de la franquicia a manos de Al Leiter, el de Aníbal Sánchez y por supuesto, los títulos mundiales de 1997 y 2003, entre otras cosas.
 
Luego, la versión digital de un pez espada multicolor recorrió los lugares más populares para el turismo de la ciudad: la playa de Miami Beach, Ocean Drive,  el puerto de Miami, Coral Gables, la Pequeña Habana, para cerrar con la primera aparición del nuevo logo del equipo del sur de la Florida.
 
El nuevo emblema de la franquicia es la letra “M” con un pez espada saltando sobre él en su lado izquierdo. Los nuevos colores dejan atrás el aguamarina, negro y gris que destacaron desde el nacimiento de la organización para pasar a “rojo - anaranjado de los atardeceres de Miami y de la industria del cítrico, el azul de nuestro cielo y del mar, el amarillo de los rayos de sol de Miami”, según explicó el propietario del equipo, Jeffrey Loria.  Un logo que se había filtrado a la prensa en la última semana de la temporada regular y que se asemeja en sus líneas al estilo Art Decó que caracteriza a Miami Beach, ícono de la vida nocturna de la ciudad.
 
En la ceremonia celebrada en el nuevo parque de los peces, Loria indicó que “el sueño de nuestros fanáticos finalmente se convierte en realidad, con la próxima apertura del nuevo parque… somos la puerta de las Américas, visitados por millones de personas cada año, conocidos por nuestra diversidad, playas, nuestra música, entre otras cosas, que reflejan nuestro estilo de vida… y si nuestro parque pudiera hablar sus primeras palabras serían ´Hola Miami´”.
 De Milán y París a Miami
Los nuevos uniformes con que los Marlins saltarán al terreno a partir del 2012 fueron desfilados por las estrellas actuales del equipo. Hanley Ramírez fue el primero en aparecer y con las manos en alto y su sonrisa característica mostró el uniforme local, completamente blanco y gorra negra. Josh Johnson, Ricky Nolasco, Aníbal  y Gaby Sánchez lo siguieron con los diseños de visitante y alternativos. Logan Morrison y Emilio Bonifacio demostraron su chispa al hacer poner de pie a las damas presentes, para que Omar Infante y John Buck completaran la faena. Al final fue invitado a saltar de la tribuna a la “pasarela” una de las nuevas adquisiciones de los peces, el mánager Oswaldo Guillén, quien con su característica personalidad y al mejor estilo de Milán o Paris alzó las manos de sus compañeros para saludar a los casi 700 invitados especiales que no escatimaron en aplausos luego de la presentación.

El evento culminó con la aparición en tarima de dos íconos de la música del sur de la Florida: Emilio Estefan quien presentó al rey de los tres condados de la zona, Pitbull, quien prendió la fiesta al mejor estilo de Miami.

Ramírez mostró su satisfacción con los nuevos colores al indicar que “es algo propio de Miami, tú sabes que esta ciudad  es muy energética… que cuando llegas a ella no puedes dormir y estos colores te motivan”. Al preguntarle cuál era su favorito, habló del que él portaba, el de local, indicando que “nos quitamos el peso de las rayas…. A todos nos gustaron los uniformes, creo que mi favorito es el blanco, porque cuando lo ensucias se nota más y se ve que eres un joseador”.

El venezolano Omar Infante expresó su agrado con el nuevo logo y los nuevos colores recordando la filtración del diseño a la prensa e indicando que “estamos contentos de lucir estos uniformes… Estaban diciendo que eran feos, pero son bonitos, son diferentes”.

Por su parte, el lanzador Aníbal Sánchez se mostró confiado en que los anuncios del pasado viernes son el primer paso para una venidera temporada colmada de éxitos. “El 2012 va a ser un año que todo el mundo estaba esperando, tendremos nuevo estadio, tenemos nuevo uniforme, todo el mundo estaba a la expectativa de conocerlo, a mi me gustó, vamos a tener un uniforme colorido para una ciudad colorida como es Miami… El año que viene tendremos un nuevo estadio y con él un nuevo anillo. Sólo falta que llegue el spring training para salir con una sonrisa a ganar juegos”, aseguró.

Sólo falta por la inauguración oficial de “The coolest park ever”, que es el eslogan utilizado por la franquicia para referirse al nuevo estadio en un ingenioso juego de palabras pues “coolest” es usado con doble significado al referirse a un estadio “chévere” y a su vez más frío que el Sun Life Stadium conocido por el inclemente calor de la zona donde se ubica.