miércoles, 25 de abril de 2012

Miami y Guillén pasan la página

Oswaldo Guillén conversa relajadamente en su oficina antes del último juego de la serie de 3 ante los Cachorros de Chicago en el Marlins Park, los primeros tres choques desde que volvió de la suspensión que le aplicó el equipo luego de sus polémicas declaraciones a la revista Time.

Uniformado desde temprano, Guillén conversa desde la silla de su escritorio con uno de sus hijos y un amigo antes de recibir a los periodistas que siguen a diario al equipo.

Las preguntas giran en torno a los movimientos que tiene que hacer debido a la lesión de Omar Infante, el despertar ofensivo del antesalista Hanley Ramírez y la venidera serie ante los Nacionales de Washington.

Las respuestas de Guillén son pausadas, demostrando una tranquilidad y enfoque como quien no hubiese vivido el huracán de críticas que experimentó el mirandino hace apenas unos días.

“Me siento bien, estoy tranquilo, estoy haciendo lo que quiero y lo que me gusta… la nube negra está pasando poco a poco y espero que la brisa la corra más rápido de lo que queremos”, aseguró el estratega

Y esa tranquilidad la ha transmitido a sus pupilos, las consecuencias y efectos de aquellas polémicas palabras las ha asumido evitando que sus jugadores se desconcentren o distraigan ante cuestiones extra terreno.

Y eso se nota, antes de los juegos hay música a todo volumen en el clubhouse colocada por Giancarlo Stanton, mientras que entre José Reyes, Hanley Ramírez y Emilio Bonifacio se pelean por ver quién coloca el mejor merengue o quién gasta la mayor de las bromas del día. En sí, hay una chispa en los vestidores que no estaba en los alrededores de los Marlins desde hacía rato

Finalizado el juego en el sonido interno del estadio se oye música propia de los locales nocturnos de Miami Beach hasta el momento en que en el Clevelander, ubicado detrás de la pared del jardín izquierdo, se prende la fiesta playera para quienes compraron entradas allí.

Sólo tres juegos desde que volvió Guillén y ya la ciudad dejó atrás el incidente.

Galarraga en la mira

Ante los rumores de que los peces contratarían al derecho Armando Galarraga, Guillén explicó que aún no se ha logrado concretar nada. “Su abogado me llamó hace dos días y se lo comenté a los directivos y estamos en veremos, no necesitamos pitcheo grandeliga todavía… pero ese no es mi departamento, si fuera por gustarme, traería a todos mis panas aquí, pero sí hubo conversaciones con su agente, hay que esperar a ver que deciden en el equipo”, indicó.

Publicado en El Universal el 21 de abril de 2012

martes, 17 de abril de 2012

Marwin González deja buena impresión



Marwin Gonzalez no esconde su alegría por estar en las mayores, y está en un conjunto donde tendrá mucha oportunidad de demostrar sus habilidades.

Viste el uniforme con el número 9, el mismo que utiliza con su equipo en Venezuela, los Leones del Caracas y ha logrado establecer camaradería con su compatriota y camarero José Altuve y con el miamense J.D. Martínez, con quienes ha compartido desde su llegada a Kissimmee, sede del complejo de entrenamientos primaverales de los Astros de Houston.

Allí, pese a haberse incorporado a la organización por la vía del draft de regla 5, se ganó la confianza del mánager Brad Mills, quien ha visto con buen ojo que González ha rebasado las expectativas del cuerpo técnico del equipo.

“He visto a Marwin sólo por un par de meses, ya que se nos unió en spring trainning y en los primeros 6 juegos que estuvo como regular ha jugado de manera excepcional, ha hecho swing de una manera mejor que lo que esperábamos, y ya sabíamos que es bueno a la defensa”, indicó el estratega de los siderales.

Con el pasar de los días de primavera se acercó el último juego de la pretemporada y por ende la fecha definitiva para el último movimiento del roster de los equipos. “Ese día me llamaron a la oficina del mánager, al llegar todos tenían cara muy seria… me asustaron, pensé que me iban a devolver a Chicago (su club original), y me explicaron que este último día era en el que se decidía los nombres definitivos que iban a quedar en el roster de 25… luego de unos segundos me dijeron ´por eso estás aquí, felicitaciones´”, sonrió el nativo de Puerto Ordaz.

González recordó la alegría de su familia al enterarse de la noticia: “mi mamá hasta lloró…Estoy bastante contento, ese fue uno de los días más importantes de mi vida y esto es el sueño de todo jugador desde pequeño y cumplirlo es algo muy grande”, agregó.

Con apenas 23 años de edad, González ayudó a que Houston se convirtiera en el equipo con la nómina más joven de la Liga Nacional para el primer día de la temporada regular, algo que destacó Mills al señalar que “es un equipo muy joven pero por ello no deja de ser talentoso, también es muy unido y es una buena base para lo que queremos construir a corto plazo”.

Tras la lesión del campo corto Jed Lowrie, González fue el titular de los siderales en la primera semana de la temporada. El criollo José Altuve ha sido su llave en segunda y con él se ha sentido muy cómodo a la hora de hacer las dobles matanzas: “es más fácil llevar la comunicación, y más aún si es venezolano”, dijo.

Con la recuperación de Lowrie, el mánager de los Astros planea alternar a ambos paulatinamente: “Lowrie viene de una lesión y lo vamos a llevar poco a poco, y ese es el momento en que vamos a darle la oportunidad a Marwin para que esté activo… me ha gustado que está haciendo swing sin miedo a fallar”.

Precisamente sobre su ofensiva, González explicó que durante los entrenamientos primaverales no se sintió cómodo debido al tiempo en que estuvo sin tomar turnos tras la eliminación del Caracas en la ronda regular de la temporada pasada: “eso hizo que no me sintiera bien en el plato pero afortunadamente eso ya pasó”. Ya para esta temporada, González se había preparado físicamente para llegar a tono al campo de entrenamiento: “estuve metido en el gimnasio en vista de que tuve más tiempo libre…” indicó el infielder.

Sobre la ciudad de Houston, el torpedero explicó que aún no ha podido ir a los lugares más representativos ya que pese a que los Astros iniciaron la zafra con seis juegos en casa “los tres primeros días estuve en el hotel del equipo y me iba del hotel al estadio y del estadio al hotel… los otros tres días ya estaba en casa pero haciendo diligencias que sobre los muebles, el cable, internet, aún no he tenido chance para ir a conocer la ciudad”, aseveró.

González estará todo el 2012 con el equipo grande de Houston, con el objetivo de seguir dejando a la directiva y técnicos con buen sabor de boca por su estilo de juego.


Publicado en El Universal el 16 de abril de 2012: http://www.eluniversal.com/deportes/beisbol/120416/marwin-gana-respeto

lunes, 16 de abril de 2012

¿Está Miami lista para enfocarse en el béisbol nuevamente?



Luego de que el mánager Oswaldo Guillén declarara a la revista Time que “ama a Fidel Castro por seguir en el poder tantos años pese a infligir tanto dolor a su pueblo” y ya explicada y re-explicada la ironía o el doble sentido del estratega de los Marlins, muchos grupos anti castristas exigieron la cabeza del venezolano.

Pese a las repetidas y emotivas disculpas presentadas por Guillén  el pasado 10 de abril y la suspensión que le aplicaron los Marlins, muchas fueron las amenazas de boicot al equipo, que ya tenía sus roces previos con la comunidad por el tema del estadio, del estacionamiento y del tráfico en los alrededores del Marlins Park.

Por ello, para la serie ante los Astros de Houston se esperaba movimiento en los alrededores del nuevo parque de la Pequeña Habana. Hubo mayor presencia visual de la policía de Miami-Dade a las afueras del estadio, pero las pancartas que vimos eran de “Let´s go fish!” o alguna propuesta de matrimonio para Gaby Sánchez por parte de alguna fanática.

Esta edición de los Astros de Houston no se caracteriza por ser de esas que llenan estadios y pese a la novedad del nuevo parque de los Marlins, pues, tampoco se esperaba que estuviese a reventar, sino quizás, algún punto intermedio de asistencia.

Teniendo presente la amenaza de boicot, la crítica de las autoridades tanto de la ciudad como del Condado, los Marlins recibieron la visita de 96 mil 060 fanáticos en la serie, repartidos en 30 mil 169 el viernes, 31 mil 659 el sábado y 34 mil 232 el domingo, y reitero, no fue ante los Yankees de Nueva York, sino contra los Astros de Houston. Estas cifras quizás se puedan interpretar como que la marea ha bajado en torno al caso Guillén y ojalá sea así, que la segunda oportunidad que el mánager de los Marlins pidió le haya sido brindada.

Es sabido y re-sabido que Oswaldo Guillén tiene una característica verborrea que lo ha metido en problemas anteriormente, sin embargo, jamás lo habíamos visto tan abatido y tan cabizbajo como ese martes 10 de abril. Indicó que su error lo había afectado sobremanera, y sin nacionalismos, le creemos por lo que dijo, por cómo lo dijo y porque al dar la cara y no habiendo mandado a más de uno “pal´ c…” demostró la sinceridad de sus palabras y su expresión corporal.

Los peces descansan el lunes 16, para regresar a casa el martes y recibir a los Cachorros de Chicago en una serie de tres juegos en la que Guillén retomará las riendas del equipo.

Ojalá y el enfoque de la fanaticada haya vuelto al juego, a los triunfos, a la velocidad de Bonifacio y Reyes, al poder de Stanton y Ramírez, al dominio de Johnson y Buehrle y a la defensa y contacto de Infante, que los comentarios equivocados y “estúpidos”, como lo catalogó el propio Guillén, hayan quedado en el pasado y que la lucha por el banderín del Este de la Liga Nacional sea el tema principal en el sur de la Florida.

Publicado en ESPN Deportes Miami: http://www.espndeportesmiami.com/content/%C2%BFest%C3%A1-miami-lista-para-enfocarse-en-el-b%C3%A9isbol-nuevamente-0

miércoles, 11 de abril de 2012

Oswaldo Guillén: “Este es el peor error que he cometido en mi vida”




Miami.- “Estoy aquí porque yo creo que de mi parte he herido sustancialmente a un pueblo, a una comunidad, sin quererlo pero lo hice”. Esas fueron las primeras palabras del mánager de los Marlins de Miami, Oswaldo Guillén, al comenzar su presentación ante los medios de comunicación luego del revuelo causado por sus declaraciones a la revista Time en la que se le citó indicando que amaba a Fidel Castro.

El lenguaje corporal de Guillén distanciaba diametralmente de como se le conoce. Con un semblante poco sonreído y cabizbajo en ocasiones, pensativo y quizás analítico de las que serían sus respuestas, demostró con sus gestos la manera en que sus declaraciones lo han afectado. “Me siento avergonzado de que mis amigos cubanos sientan que nuestra amistad ha sido traicionada”, indicó agregando que los días recientes han sido muy difíciles para él y su familia.

“Con el corazón en la mano y de rodillas les pido perdón a todos los que he afectado con esto” fueron algunas de las múltiples maneras en que Guillén pidió disculpas.

Explicó que el tema salió durante la entrevista a Time Magazine en la que conversaban del estadio, de la comunidad cubana que rodea el nuevo parque de los Marlins y allí vino la pregunta sobre Fidel Castro: “yo lo que quise decir es que me sorprendía cómo alguien que ha hecho tanto daño a su gente aún sigue en el poder”.

Cinco minutos duraron sus espontáneas palabras antes de responder las preguntas de los medios de comunicación que abarrotaron la sala de conferencias del Marlins Park. “Mis declaraciones fueron estúpidas… Estoy arrepentido de todo lo que ha pasado”.

Sin embargo, expresó sus opiniones sobre el gobierno del presidente Hugo Chávez: “Chávez está haciendo, poquito a poco, el mismo daño que Fidel (Castro) le está haciendo a los cubanos… no coincido con su ideología ni comparto lo que está haciendo con nuestro país”.

A las afueras del estadio, un grupo de aproximadamente 100 personas mostraban sus pancartas de rechazo a las declaraciones de Guillén y gritaban consignas exigiendo la renuncia del estratega venezolano.

A estos manifestantes se les habían adelantado personalidades del mundo político de la ciudad. En plena campaña electoral que se vive a nivel nacional, estadal y regional, el alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Gimenez, y varios miembros del Concejo Legislativo del condado pidieron a los Marlins que despidieran al venezolano. Incluso, algunos aspirantes a cargos públicos pagaron a canales de televisión para que les entrevistaran sobre el tema y hacer lo propio ante las cámaras.

Previo a las declaraciones de Guillén de ayer, los Marlins anunciaron la suspensión del estratega por 5 juegos sin goce de sueldo. En un comunicado señalaron que “los Marlins reconocen la seriedad de los comentarios atribuidos a Guillén. El dolor y el sufrimiento causado por Fidel Castro no pueden ser minimizados especialmente en una comunidad llena de víctimas de esta dictadura”.

El comisionado de Major League Baseball, Bud Selig, también fijó posición al respecto, al señalar que “las afirmaciones del Sr. Guillén, las cuales fueron ofensivas para una parte importante de la comunidad de Miami y otras a lo largo del mundo, no tienen espacio en nuestro deporte”.

Culminada la conferencia de prensa, Guillén tomó vuelo hacia Philadelphia, donde los peces comienzan hoy una serie contra los Phillies. Allí se reunirá con sus jugadores para ofrecerles sus disculpas por toda esta situación y dejar encargado a Joey Cora como mánager interino.